Alimentos Funcionales

¿Qué son los alimentos funcionales?

Los alimentos funcionales son aquellos que proporcionan algún beneficio adicional a su mero valor nutricional. También se utilizan como sinónimos alimentos de diseño y alimentos fortificados.

Definición de alimento funcional

El Departamento de Salud de Canadá definió en 1998 a los alimentos funcionales de la siguiente manera: “Un alimento funcional es similar en apariencia a, o puede ser, un alimento convencional que se consume como parte de una dieta habitual, y que demuestra tener beneficios fisiológicos y/o reducir el riesgo de enfermedad crónica más allá de las funciones básicas de nutrición, es decir, puede contener compuestos bioactivos.”

Más breve y sencilla es la definición de 1994 del Consejo de Alimentos y Nutrición del Instituto de Medicina (IOM/NAS): “Cualquier alimento o ingrediente que pueda proporcionar un beneficio para la salud más allá de los nutrientes tradicionales que contiene.”

Entre los alimentos funcionales se incluye una amplia variedad de alimentos e ingredientes que se considera que pueden tener un efecto positivo para mejorar la salud general y el bienestar, reducir el riesgo de enfermedades específicas, o minimizar los efectos de otros problemas de salud. Pueden ser producidos por la fortificación o enriquecimiento de los alimentos convencionales. A los alimentos transgénicos que contienen cantidades de nutrientes promotores de la salud más altos de lo normal y a los alimentos fermentados con cultivos vivos se los considerada alimentos funcionales.

Alimentos probióticos

Son los alimentos que contienen microorganismos probióticos. Los probióticos son microorganismos y sustancias que contribuyen al balance microbiano intestinal y ejercen efectos beneficiosos para la salud del huésped. (click para una definición extensa de probiótico)

Alimentos prebióticos

Son los alimentos que contienen sustancias prebióticas. Los prebióticos no son microorganismos, sino las sustancias que facilitan el crecimiento de los microorganismos probióticos, como por ejemplo los fructooligosacaridos derivados de la inulina.

Alimentos simbióticos

Son los alimentos que contienen probióticos y prebioticos al mismo tiempo. De este modo el prebiótico facilita el crecimiento del probiótico y que este pueda desarrollar su efecto positivo sobre el huesped.

Alimentos funcionales y nutracéuticos

Hay que tener en cuenta que los probióticos, prebióticos y simbióticos pueden administrarse tanto en la forma de un alimento que los contenga o concentrados en la forma de un suplemento alimenticio. Y también el resto de compuestos que son la parte activa de los alimentos funcionales se pueden preparar en formas más purificadas y concentradas.

Si los compuestos bioactivos (como el calcio, vitaminas o el ácido omega-3 entre otros) o los fermentos se administran contenidos en un alimento se les denomina  alimentos funcionales y si es de forma concentrada nutracéuticos (normalmente en forma de polvo o píldoras).

Características de los alimentos tradicionales, alimentos funcionales, nutraceuticos y farmacos.

Los alimentos funcionales y los nutracéuticos en el espectro que va desde los alimentos tradicionales a los medicamentos.

Ejemplos de alimentos funcionales

A continuación una lista con ejemplos de algunos tipos de alimentos funcionales:

  • Leche o huevos enriquecidos con omega-3: reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular y mejoran la visión.
  • Leche alta en calcio: reduce el riesgo de osteoporosis.
  • Productos lácteos fermentados: facilitan la digestión y mejoran la función gastrointestinal.
  • Cereales enriquecidos con ácido fólico: reduce el número de bebés que nacen con espina bífida.
  • Leche fortificada con micronutrientes y sal fortificada con iodo, hierro y vitamina A: reduce la anemia en niños y mujeres embarazadas.

 

Referencias:

A. Rajasekaran & M. Kalaivani. Designer foods and their benefits: A review. J Food Sci Technol (January–February 2013) 50(1):1–16.

Health Canada: http://www.hc-sc.gc.ca/fn-an/prodnatur/index-eng.php

IOM/NAS (1994) Opportunities in the nutrition and food sciences: Research challenges and the next generation of investigators. In: Thomas PR, Earl R (eds) Food and Nutrition Board. National
Academy Press, Washington.